Páginas

miércoles, 6 de abril de 2016

La neblina de los días

Todos los proyectos son interesantes, tanto, que algunos tienen la virtud de conectarnos con facetas que ni siquiera conocíamos de nosotros.
Para mí, los relacionados con el teatro tienen esa magia especial, esa magia que nos permite reencontrarnos y cuestionarnos, mas aun cuando involucran escenografía, vestuario y utilería.

Conozco bastante tiempo a Viviana Narváez y a Mauricio Pantoja, de Teatro Samadhi, y he colaborado con ellos en algunos proyectos. El último, «La neblina de los días», escrito y dirigido por Víctor Stivelman, cae como anillo al dedo en una etapa de grandes cambios y rupturas.

Como dice su reseña: «Todo aquel que respire y lleve un corazón latiendo, es parte de este juego entre la Tierra y el Cielo. Todos saltamos por el tablero: día tras día y año tras año; de casilla en casilla y de jugada en jugada. En principio, cada uno es su propio protagonista, pero también es cierto que hay gente que solo sobrevive y también hay quienes quedan atrapados en un mismo espacio o una misma situación por largo tiempo, mientras el juego continua fluyendo a su alrededor».

Para recrear el afiche encargado, asistí a algunos ensayos, conversamos sobre su proceso y requerimientos, y fueron tomando forma las primeras ideas. La gráfica final fue trabajada a un tamaño de de 29,7cm x 42cm, utilizando collage, acrílicos y lápices de color (para los detalles mas finos), sobre cartón de ilustración.



Boceto para la ilustración del afiche de la 
obra La neblina de los días, de Teatro Samadhi.
Marcadores y lápices de color.
Jaime Hidalgo, 2016.


Ilustración para el afiche de la 
obra La neblina de los días, de Teatro Samadhi.
Collage, acrílicos y lápices de color.
Jaime Hidalgo, 2016.


Afiche de la obra La neblina de los días,
de Teatro Samadhi.
Jaime Hidalgo, 2016.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.
Tu comentario será publicado pronto.